Evangelio del día 12 de junio

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo 

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Vosotros sois la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la salarán? No sirve más que para tirarla fuera y que la pise la gente. Vosotros sois la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad puesta en lo alto de un monte. Tampoco se enciende una lámpara para meterla debajo del celemín, sino para ponerla en el candelero y que alumbre a todos los de casa.
Alumbre así vuestra luz a los hombres, para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en el cielo.»
PALABRA DEL SEÑOR

Vosotros sois la luz del mundo

En el Evangelio de Mateo se expresa el programa del Reino de Dios con las bienaventuranzas, que mientras en Lucas 6, 22-26 se refieren a estados de carencia real, las bienaventuranzas en Mateo expresan virtudes morales positivas, cuya posesión garantiza la consecución del reino. Inmediatamente después se inserta el Evangelio de Hoy, de los discípulos la sal y la luz.

Un programa el de las bienaventuranzas tan exigente y liberador necesita de personas que lo encarnen, que le den cuerpo, personas que salgan a la luz y no se escondan. Las cosas de Dios no pueden ocultarse. El amor de Dios no puede ocultarse. El amor de Dios ha de mostrarse, es su esencia, ha de salir fuera. Pero, necesita de los discípulos, aquellos que conocen y le es revelado el programa liberador del Reino, los que han de ser sal y luz en medio del pueblo.

No cabe medias tintas para trabajar por el reino de los cielos: trabajar por los pobres y ponerse en su piel, dar consuelo a los que lloran, dar de comer al hambriento, practicar la misericordia, el trabajar por la paz serán actitudes que identificarán a quien vive de la luz de Dios. Eso es ser sal y luz. Nuestra vida ha de ser como la sal, que da sabor al mundo, y como la luz, que alumbra a otros el camino de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *